Jazz para Extraterrestres

Ignacio Sánchez Cuenca (*)

Cuando hablamos entre nosotros, los humanos, sobre nuestras emociones y estados anímicos, partimos del supuesto de que todos compartimos vivencias similares. No hay nadie que no haya pasado por fases de tristeza, alegría, euforia, serenidad, rabia, melancolía, enamoramiento, desesperanza y otros muchos registros del espíritu. Precisamente porque contamos con ese fondo común de experiencias y sentimientos, no nos cuesta demasiado hablar sobre ello. Si nos dirigimos a un amigo para hablarle de nuestras sensaciones, sabemos que nos entenderá a la primera, sin especial dificultad.

¿Cómo haríamos, sin embargo, para contarle cómo son nuestras emociones a un extraterrestre que llegara a la Tierra con un bagaje totalmente ajeno al de los humanos? ¿Cómo transmitirle a alguien así la forma en que experimentamos los afectos y las pasiones? ¿Cómo explicar qué se siente cuando uno está poseído por la ira o por el entusiasmo?
Recuerdo la impresión que me produjo de joven la lectura de la Ética de Spinoza, sobre todo la parte en la que expone more geometrico, mediante demostraciones lógicas, con sus corolarios, escolios y el QED final, el mapa de los afectos humanos. Se trata de un ejercicio analítico increíblemente ingenioso y potente, pero no transmite la cualidad de la experiencia. Por eso mismo, si el extraterrestre leyera lo que la Ética cuenta sobre la alegría, sería capaz de seguir los razonamientos, pero probablemente no llegase muy lejos en su comprensión al llegar a la definición espinosista: “La alegría es el paso del hombre de una menor a una mayor perfección”.

Si me tocara a mí tratar de mostrarle al extraterrestre en qué consisten nuestras experiencias, dejaría la Ética en el anaquel correspondiente y la sustituiría por un poco de jazz. Le pondría grabaciones de esta música en las que se despliega en toda su complejidad, con sus incoherencias y contradicciones sin fin, el sentir humano.

(*) Texto extraído del artículo publicado en la revista digital CTXT por Ignacio Sánchez-Cuenca el 22 de marzo de 2020. Link https://ctxt.es/es/20200302/Culturas/31467/

En esta sesión y gracias a esta magnífica y creativa idea de Ignacio, me animé a ampliar la lista de sensaciones, emociones y sentimientos y preparar un programa al respecto. Espero que lo disfruten

  • Potato Head Blues – Louis Armstrong
  • Exactly Like You – Django Reinhardt
  • I Got It Bad and that Ain´t Good – Johnny Hodges
  • Andorinha – Antonio Carlos Jobim
  • Fables of Faubus – Charles Mingus
  • I Remember Cliford – Stan Getz/Kenny Barron
  • Blue In Green – Miles Davis
  • On The Sunny Side of Street – Ella Fitzgerald
  • Django – The Modern Jazz Quartet
  • B Minor Waltz – Bill Evans
  • My Song – Keith Jarrett Quartet
  • Have You Heard – Pat Metheny Group
  • Take The A Train – Michel Petrucciani
  • Welcome – John Coltrane
  • My Funny Valentine (Reprise) – Chet Baker

La Mejor Cosecha de la Historia del Jazz

En la historia de la humanidad, siempre ha habido años especiales, años diferentes, años que por una u otra circunstancia, se convierten en referentes, sea en la literatura, en la pintura, en las ciencias y por supuesto, en la música.

Estos años especiales, diferentes, definen inclusive la característica de toda una década.
El gran año de la década de 1960, por lo menos para el jazz, fue 1959. Es decir, esa cierta idea de modernidad, de ruptura entendida como una de las bellas artes, y de vanguardia asociada al valor que sería, para siempre, el sello de la época, cristalizó ese año en algunos de los discos más importantes de todo el género. Un género, claro, inseparable de las nociones de cambio y originalidad, de sonido propio y de riesgo estético. Kind of Blue de Miles Davis, Giant Steps de John Coltrane, Mingus Ah Um de Charlie Mingus, Pyramid del Modern Jazz Quartet, The Shape of Jazz to Come, de Ornette Coleman, y Time Out, del cuarteto de Dave Brubeck, son algunos de ellos que definitivamente marcaron un cambio.

Sin embargo, ese mismo año Ella Fitzgerald y su revisión del songbook de George y Ira Gershwin, Anatomy Of A Murder una banda sonora de Duke Ellington, Blowin’ the Blues Away de Horace Silver, Portrait of Jazz del trío de Bill Evans y finalmente, otra obra de Miles bautizada como Sketches of Spain, fueron también fundamentales en ese año, que, con absoluta seguridad es la mejor cosecha de la historia del jazz, desde sus inicios a principios del siglo XX, hasta la actualidad. Ningún año fue tan, pero tan importante como 1959.

  • So What – Miles Davis
  • Fables Of Faubus – Charles Mingus
  • Giant Steps – John Coltrane
  • Lonely Woman – Ornette Coleman
  • Flirtibird – Duke Ellington
  • Take Five – Dave Brubeck Quartet
  • Let’s Call the Whole Thing Off – Ella Fitzgerald
  • Django – The Modern Jazz Quaret
  • Peace – Horace Silver
  • Concierto de Aranjuez – Miles Davis/Gil Evans
  • Blue In Green – Bill Evans
  • Prisoner Of Love – Lester Young
  • Billie’s Blues (I Love My Man) – Billie Holiday
  • Petite Fleur – Sidney BechetSeguir Leyendo«La Mejor Cosecha de la Historia del Jazz»

Brasil en el Jazz

La música del Brasil –el samba, la bossa nova, el choro, la MPB y otras- siempre ha ejercido una importante influencia en los músicos de jazz convirtiéndose en una fundamental fuente de inspiración para la interpretación de temas clásicos, como también de nuevas composiciones. En este programa escucharemos a grandes maestros del jazz en interpretaciones de temas del gran Antonio Carlos Jobim y también de músicos de la generación posterior como Chico Buarque, Egberto Gismonti, Ivan Lins, Milton Nascimento, Caetano Veloso y Djavan.

  • Desafinado – Chick Corea/Eddie Gomez/Airto
  • Triste – Joe Henderson
  • No More Blues – Ron Carter
  • Photograph – Ella Fitzgerald
  • Double Rainbow – Sarah Vaughan
  • The Girl From Ipanema – Nat King Cole
  • How Insensitive – Tonny Bennett
  • Meditation – Joe Pass
  • Wave – Joanne Brackeen
  • One Note Samba – The Modern Jazz Quartet
  • Quiet Nights of Quiet Stars – Oscar Peterson
  • Outubro – Paul Desmond
  • The Island – Billy Childs
  • Upside Down – Cal Tjader/Carmen McRae
  • Dom De Iludir – Stefano Bollani
  • Flora – Joanne Brackeen
  • Loro – Esperanza Spalding
  • O Que Sera – Brad Mehldau

De Músico a Músico


Para la sesión de hoy quiero compartir con ustedes una temática que ya la abordé hace algunos años, pero que decidí retomarla. El tema, tiene su origen en una entrada de mi amigo Jazzy creador del blog “música para gatos” titulada “De Músico a músico: la admiración escrita en pentagrama”. Que plantea que: “A lo largo de la historia son muchos los músicos que nos han querido contar algo de ellos mismos a través de la creación de composiciones que pretenden homenajear a otros músicos, ídolos, compañeros de profesión, o simplemente colaboradores que les han influido de manera positiva en su carrera y en la creación de su propio y personal universo sonoro. Estas son, probablemente, las composiciones más sinceras y esforzadas. Se trata de no decepcionar a un artista que te conmueve y de paso, de inmortalizarlo con tu trabajo, algo profundo que merece todos los reconocimientos”. Es decir, temas que músicos dedicaron a músicos, ya sea en vida o a manera de un homenaje póstumo.

  1. Good Bye Pork Pie Hat – Charles Mingus
  2. Metamorphosis For Mingus – George Adams
  3. Cannon Ball – Weather Report
  4. Ballad for Zawinul – Toninho Horta
  5. Mr. P.C. – John Coltrane
  6. Song To John – Stanley Clarke
  7. Django – The Modern Jazz Quartet
  8. Saudades de Elis – Toquinho/Sadao Watanabe
  9. I Remember Clifford – Benny Golson
  10. Lady Day – Wayne Shorter
  11. I Remember Wes – George Benson
  12. Blues For Miles – Freddie Hubbard
  13. September Fifteenth – Pat Metheny/Lyle Mays
  14. For Jaco – John McLaughlin
  15. The Yellow Nimbus – Chick Corea
  16. Chick – Paco de Lucia