Aquellas noches de La Fusa con Vinicius


Las grabaciones que hoy son el eje central del programa, más que música registrada en un grabador, son una hermosa y perfecta carta de amor en dos discos, en dos sesiones de grabación que quedaron impresas en lo más profundo del corazón de quienes las escucharon. Estas sesiones fueron bautizadas por el “poetinha” sin ningún complejo y tampoco ninguna sofisticación comercial como “Vinicius en La Fusa”

En 1970, Vinicius de Moraes ya era famoso y ya había escrito una página importante de la historia de la Bossa Nova de la mano de Antonio Carlos Jobim y Joao Gilberto. Había puesto su pluma en esa catedral llamada “La Garota de Ipanema”, que aun hoy en día se sigue constituyendo en un tema indispensable para entender la historia de la música brasileña. Vinícius, que era también diplomático de carrera, estaba en la flor de la vida, en el punto más alto de la montaña. Sin embargo, como lo cuenta Ulises Fuente en una nota de “La Razón” de España, sobrevino la dictadura militar en Brasil y, debido a sus posiciones políticas fue apartado de la carrera. Había sido cónsul en Montevideo, así que se quitó de enmedio por si las cosas empeoraban. Se refugió en Punta del Este, lugar de veraneo de las clases pudientes argentinas y uruguayas. Y empezó a frecuentar un local que regentaban unos argentinos, Óscar Pérez y Silvina Muñiz. Un día de esos, lo reconocen y le piden que cante, pero el poeta, que estaba gordo y se sentía viejo les dijo: “Ya no puedo, estoy acabado”. Así que sus anfitriones encontraron la forma de protegerlo, para que se sintiera más seguro, con una mesa y una botella de whisky y Vinícius cantó sentado y ahí comenzó la marca de casa.

Más que un “Café Concert” a secas, La Fusa era un ícono, un lugar signo dónde “no se iba a ver ni a ser visto, se iba a encontrarse con amigos. Era chiquita y cálida. En sus primeros años, La Fusa tuvo un público afecto al under, pero que después se popularizó un poco más. Los primeros en frecuentar el local fueron jóvenes que buscaban en el arte propuestas para vivir de una manera diferente de la de sus padres. Algunos iban porque había que ir, porque era bien visto. Otros, porque reconocían en Vinicius a un formidable poeta y cantor, y tenían muy en claro que se trataba de un gran señor antes que nada. Y finalmente había quienes estaban porque tenían una cita de honor con el poeta, con el hombre, con el insatisfecho, con el solitario, con el perseguido, con el alcohólico, con el devorado, con el disoluto en quien se veían reflejados, por quien se sentían comprendidos, abrazados. Jamás juzgados. Nunca rechazados. Vinicius cantaba para todos pero más especialmente para los conocedores de la noche y sus dos caras: la balsámica y la terrible. Odiaba el sol. Tanto que ni siquiera lo nombraba.

En esta sesión comparto con ustedes, in extenso, las grabaciones que Vinicius, Toquinho, Maria Creuza y luego Maria Bethania, realizaron en ese Café Concert, para luego ser editados en dos álbumes que hoy se constituyen en un testimonio imperecedero de la historia de la música.

  • A Copa do Mundo
  • A Felicidade
  • Tomara
  • Que Maravilha
  • Lamento No Morro
  • Berimbau/Consolaçao
  • Irene
  • Canto de Ossanha
  • Garota de Ipanema
  • Samba Em Preludio
  • Catende
  • Valsa de Tunisia
  • Eu Sei Que Vou Te Amar
  • Minha Namorada
  • Se Todos Fossem Iguais a Voce
  • A Tonga Da Mironga Do Kabulete
  • E de Manha
  • Samba da Rosa
  • Testamento
  • Samba da Benção
  • Tarde em Itapoá
  • Viramundo
  • Apelo/ Soneto De Separación
  • Como Dizia o Poeta
  • O que Tinha de Ser
  • O Dia Da Criaçao

El Romance entre Música y Pintura

¿Hay relación entre música y pintura? Según Wassily Kandinsky, el pintor ruso precursor de la abstracción en la pintura, sí. Su manuscrito, que luego se transformó en libro, llamado “Lo Espiritual En El Arte“, habla sobre la belleza cromática en el cuadro, que, según él, ha de atraer con gran fuerza al espectador y al mismo tiempo ha de esconder su contenido pictórico profundo, es decir, las emociones del artista expresadas pictóricamente, prácticamente a modo de partitura musical.

En esta sesión de La Quinta Disminuida escucharemos la opinión de seis pintores bolivianos y su relación con la música.

  • Autumn Leaves – Ahmad Jamal/Gary Burton
  • Colors – Michel Petrucciani
  • Love Letter – Michel Petrucciani
  • My Funny Valentine – Chet Baker
  • My Funny Valentine – Carmen McRae
  • In France They Kiss on Main Street – Joni Mitchell
  • Watercolors – Pat Metheny
  • Street Fighter Mas – Kamasi Washington
  • Sometime Ago – Michel Petrucciani
  • Orange – Miles Davis
  • Junker’s Blues – Champion Jack Dupree
  • So What – Miles Davis
  • Aquarela – Toquinho

Jazzeando con la Luna

Desde que el hombre concibiera a la Poesía como uno de sus más bellos modos de expresión, tanto oral como escrita, la Naturaleza ha sido siempre una gran fuente de inspiración, y si entre todas las «musas» cabe destacar alguna, sin duda la Luna, ha sido una de las más honradas por los poetas de todos los tiempos y lenguas. Muchos de ustedes recordarán seguramente, estas estrofas de la famosa poesía de Federico García Lorca: «La Luna vino a la fragua con su polizón de nardos, el niño la mira, mira, el niño la está mirando…»
En la música, en todos los géneros y estilos, también está presente a través de maravillosas composiciones, Ludwig Van Beethoven escribió su inspirado Claro de Luna, motivado por el satélite natural de la tierra. Claude Debussy también lo hizo, y seguro que la lista es inmensa. Los músicos de jazz, también se dejaron embrujar por esa maravillosa esfera que nos acompaña todos los días de nuestra vida, su forma, su luz, la contradicción entre su cercanía y su lejanía y su soledad son inspiradoras.
La lista de temas relacionados a la luna es extensa, alcanzaría para dos, tres, cuatro, cinco programas, no sé. Para la sesión de hoy he elegido 21 que espero sean de su agrado.

  • Blue Moon – Billie Holiday
  • How High The Moon – Stephane Grappelli
  • Fly Me To The Moon – Frank Sinatra
  • The Moon Song – Pat Metheny/Charlie Haden
  • It’s Only a Paper Moon – Nat King Cole
  • Moon Dreams – Miles Davis
  • Old Devil Moon – Chet Baker
  • What a Little Moonlight Can Do – Benny Goodman
  • Moonlight In Vermont – Ella Fitzgerald/Louis Armstrong
  • Naked Moon – Pat Metheny
  • Moon Over Bourbon Street – Sting
  • Moon River – Art Blakey
  • Acende Uma Lua No Ceu – Toquinho
  • Luiza – Antonio Carlos Jobim
  • Oh You Crazy Moon – Wes Montgomery
  • I Wished On The Moon – Tony Bennett
  • Moonstone – Toninho Horta/Pat Metheny
  • Claro de Luna (Moonlight) – Charlie Haden
  • Moonlight Sonata – Marcus Miller

Sesenta años de la Bossa Nova

Durante todo este mes de septiembre la quinta disminuida tuvo como eje central de sus programas a una de las músicas más hermosas, más dulces y más melódicas que surgió hace exactamente sesenta años, la Bossa Nova.

Fue en el año 1958. Brasil conquistaba por primera vez el título mundial de fútbol, Juscelino Kubitschek de Oliveira proyectaba Brasilia con las aristas y las curvas modernas de Oscar Niemeyer y João Gilberto tocaba la guitarra de una manera que nunca antes nadie lo había hecho, completamente diferente al del samba tradicional. Hoy, João Gilberto es el único miembro vivo de lo que se conoce como la santísima trinidad de la Bossa Nova que formaba junto al poeta Vinicius de Moraes y al pianista y compositor Antonio Carlos Jobim. Fue en abril de ese año que el guitarrista entró al estudio para grabar “Cançao do amor demais” disco de la cantante Elizeth Cardoso, donde el primer corte de ese álbum, Chega de Saudade, fue el manantial del género que se convirtió en poco tiempo en el mejor legado musical del Brasil al mundo entero, y como no podía ser de otra manera, tenía la característica que engrandece al arte, era una música de mezclas. “Cançao do amor demais” no era un disco estrictamente de Bossa Nova, pero si fue el detonante de lo que vendría inmediatamente después, ya que el año siguiente João Gilberto volvería al estudio, esta vez para un álbum propio, el primero, grabando el que sería el disco “Chega de Saudade” donde el maestro ya no solamente tocaba la guitarra sino que cantaba. No. En realidad no cantaba, susurraba. La armonía de Jobim, la poesía de Vinicius y el dulce susurro de Gilberto que se empastaba con su nueva “batida” de la guitarra, eran los ingredientes perfectos para esa nueva música que se conocería como Bossa Nova.

En el programa de hoy, vamos a escuchar los temas y los intérpretes más representativos de la Bossa Nova. Esto lo hago a manera de que preparemos el oído con los temas de la Bossa en sí. El próximo programa retrocederemos un paso escuchando cuales fueron las semillas para que se produzca el nacimiento de la Bossa, es decir escucharemos a lo que podemos llamar “los precursores”: Dick Farney, Lucio Alves, Dolores Duran, Sylvia Telles, Maysa, Johny Alf, João Donato, Garoto, etc. En cambio en esta sesión escucharemos a “los creadores”, que están divididos, cronológicamente, en dos generaciones. En la primera están Tom Jobim, Vinicius de Moraes, Carlos Lyra, Ronaldo Bôscoli y João Gilberto. En la segunda tenemos a Baden Powell, Roberto Menescal y Nara Leão fundamentalmente. Y también hoy escucharemos a “los descendientes” que serían Toquinho, Chico Buarque, Caetano Veloso, Djavan, Ivan Lins, Leila Pinheiro, Wanda Sá, entre tantos otros.

  • Insensatez – Antonio Carlos Jobim
  • Samba em Preludio – Vinicius de Moraes/Odette Lara
  • Falsa Baiana – Joao Gilberto
  • Voce e Eu – Carlos Lyra
  • O Barquinho – Roberto Menescal/Ronaldo Boscoli
  • Samba de Verao – Marcos Valle
  • Berimbau – Baden Powell
  • Samba de Uma Nota So – Nara Leao
  • Falando De Amor – Miucha/Tom Jobim
  • Boranda – Edu Lobo/Tamba Trio
  • Agua de Beber – Astrud Gilberto
  • Alo alo Tai Carmen Miranda – Elis Regina
  • Ela Desatinou – Chico Buarque
  • No Fim Não Se Perde Nada – Toquinho
  • Apelo – Vinicius/Toquinho/Bethania
  • Desafinado – Gal Costa
  • Coisa Mais Linda – Caetano Veloso
  • So Danço Samba – Wanda Sa
  • Capim – Djavan
  • A Primeira Vez – Leila Pinheiro
  • Samba Do Aviao – Ivan Lins
  • Corcovado – Luciana Souza
  • Chega de Saudade – Milton Nascimento

De Músico a Músico


Para la sesión de hoy quiero compartir con ustedes una temática que ya la abordé hace algunos años, pero que decidí retomarla. El tema, tiene su origen en una entrada de mi amigo Jazzy creador del blog “música para gatos” titulada “De Músico a músico: la admiración escrita en pentagrama”. Que plantea que: “A lo largo de la historia son muchos los músicos que nos han querido contar algo de ellos mismos a través de la creación de composiciones que pretenden homenajear a otros músicos, ídolos, compañeros de profesión, o simplemente colaboradores que les han influido de manera positiva en su carrera y en la creación de su propio y personal universo sonoro. Estas son, probablemente, las composiciones más sinceras y esforzadas. Se trata de no decepcionar a un artista que te conmueve y de paso, de inmortalizarlo con tu trabajo, algo profundo que merece todos los reconocimientos”. Es decir, temas que músicos dedicaron a músicos, ya sea en vida o a manera de un homenaje póstumo.

  1. Good Bye Pork Pie Hat – Charles Mingus
  2. Metamorphosis For Mingus – George Adams
  3. Cannon Ball – Weather Report
  4. Ballad for Zawinul – Toninho Horta
  5. Mr. P.C. – John Coltrane
  6. Song To John – Stanley Clarke
  7. Django – The Modern Jazz Quartet
  8. Saudades de Elis – Toquinho/Sadao Watanabe
  9. I Remember Clifford – Benny Golson
  10. Lady Day – Wayne Shorter
  11. I Remember Wes – George Benson
  12. Blues For Miles – Freddie Hubbard
  13. September Fifteenth – Pat Metheny/Lyle Mays
  14. For Jaco – John McLaughlin
  15. The Yellow Nimbus – Chick Corea
  16. Chick – Paco de Lucia

Mis Inicios en el Jazz

Muchas veces escucho a algunas personas comentar que el jazz es una música difícil de escuchar, es muy sofisticada, muy compleja y hasta manifiestan que es muy pesada. Seguro que en algunos casos tienen razón, depende de lo que escuchen y cuan habituados están a escuchar jazz. Hace poco tiempo se publicó un hermoso libro titulado cómo escuchar jazz escrito magistralmente por Ted Gioia que es uno de los mayores conocedores de la historia del jazz. El libro es un breve manual, pero útil y ameno, en el que Gioia recorre la historia de este género a través de sus autores, temas, sesiones de grabación y principales hitos. Una obra recomendable para quienes se acercan al jazz por primera vez, pero también para los que ya disfrutan de este género musical. Un próximo programa compartiré con ustedes varios capítulos de ese libro, pero para este, y a manera de preparación, hoy quiero contarles mi experiencia personal de cómo descubrí y me zambullí en las aguas del jazz. Para ello utilizaré algunas reseñas de ese libro, pero por sobre todo…me confesaré con ustedes de cuál fue mi camino hacia el  jazz.

Desde mi punto de vista, es muy difícil entrar al jazz directamente. ¿A qué me refiero con directamente? A querer escuchar “de golpe” a Charlie Parker, Thelonious Monk, Miles Davis o cualquiera de los grandes maestros del jazz. Llegar a las orillas del jazz debe ser un proceso natural, pero dialéctico. Haciendo una analogía con las matemáticas, si uno quiere calcular la raíz cuadrada de un número primero deberá saber multiplicar y antes de ello saber sumar, y no es que una cosa sea más importante que la otra, todas son importantes entenderlas, y en la música disfrutarlas.

  • This Masquerade – George Benson
  • Mediterranean Sundance – Al Di Meola/Paco De Lucia
  • Vision is a Naked Sword – The Mahavishnu Orchestra
  • I Declare – Milton Buckner
  • A Child Is Born – Richard Davis
  • Falling Alice – Chick Corea
  • Bass Face – Bill Evans
  • I´ll Never See Your Smile Again – Bob James/Earl Klugh
  • Lone Jack – Pat Metheny Group
  • Autumn Leaves – Zoot Sims
  • Song For Lorraine – Spyro Gyra
  • Birdland – Weather Report
  • Portrait of Tracy – Jaco Pastorius
  • Samba Em Preludio – Vinicius/Toquinho/Creuza
  • O Que Sera – Chico Buarque/Milton Nascimento
  • My Song – Keith Jarrett

Swing Navideño

Descargar programa

Jazz-en-Navidad

El espíritu navideño que impera en estos días en gran parte del planeta, también ha llegado a las sesiones de grabación de discos de jazz, no tengo plena certeza de cual el motivo, supongo que a veces empujado por un productor que quiere sacar unos dólares de más en ventas, o alguna imposición del sello discográfico, y también muchas veces por el simple deseo de un músico de tomar una melodía popular y usarla como vehículo para la improvisación.

En esta sesión de la quinta escucharemos melodías navideñas interpretadas por maestros del jazz.

Les deseo muchas felicidades y que el 2017 esté lleno de sorpresas…y jazz.

  • Jingle Bells – Duke Ellington & His Orchestra
  • Christmas In New Orleans – Louis Armstrong with the Benny Carter Orchestra
  • God Rest Ye Merry Gentlemen – Oscar Peterson
  • Rudolph The Red-Nosed Reindeer – Ella Fitzgerald
  • White Christmas – Charlie Parker
  • The Christmas Song – Carmen McRae
  • The Christmas Song – Dexter Gordon
  • Blue Xmas – Miles Davis
  • Silent Night – Chet Baker
  • Silent Night – Jimmy Smith
  • O Christmas tree – Wynton Marsalis
  • Winter Wonderland – Shirley Horn
  • Let It Snow – Frank sinatra
  • Let It Snow – Joe Pass
  • Santa Claus is Coming to Town – Gerry Mulligan/Dave Brubeck
  • Santa Claus Is Coming to Town – Bill Evans
  • Santa Claus Is Coming to Town – Bill Evans
  • I Love The Winter Weather – Tony Bennett
  • Greensleeves – John Coltrane
  • This Christmas – Abbey Lincoln/Christian McBride
  • Have Yourself A Merry Christmas – Kenny Burrell
  • Poema de Natal – Vinicius de Moraes/Toquinho