Get Jazz

Como muchos ya lo saben, para mí, dentro del amplio abanico de mis preferencias musicales, un grupo fundamental en la historia de la música del siglo XX son los Beatles. Ustedes dirán, La Quinta Disminuida es un programa de jazz, para escuchar a los cuatro de Liverpool hay otros programas. Cierto, pero como también muchos saben, hice varios programas dedicados a los Beatles en maravillosas versiones jazzeras, y esta sesión volveré a reincidir al respecto. Porqué? La respuesta está relacionada con una fecha específica, el 25 de noviembre de este 2021, día del estreno en Disney Plus de la serie de tres capítulos titulada “The Beatles: Get Back” en la que Peter Jackson paso al menos cuatro años trabajando.

El documental de tres partes que se exhibió el 25, 26 y 27 de noviembre, nos muestra una faceta diferente a la que conocíamos de la última etapa de los Beatles.

En esta sesión ustedes podrán conocer todos los detalles de esa producción con versiones jazzeras de importantes representantes del género.

  • Get Back – John Pizzarelli
  • Get Back – Dizzy Gillespie
  • Let It Be – Joshua Redman
  • Let It Be – Terri Lyne Carrington
  • Dig a Pony – Chris Lightcap
  • Across The Universe – Toninho Horta
  • Across The Universe – BeatleJazz
  • The Long And Winding Road – George Benson
  • The Long And Winding Road – Susan Getz
  • Come Together – Susan Getz
  • Come Together – BeatleJazz
  • Something – Erroll Garner
  • Something – Frank Sinatra
  • I Want You (She’s So Heavy) – George Benson
  • Because – Al Di Meola
  • Here Comes The Sun – Herb Alpert & Lani Hall
  • Oh! Darling – The Cooltrane Quartet
  • Golden Slumbers Medley – Al Di Meola

Dos Colosos Irrepetibles

Federico Galende en “Santiago, Ideas, Crítica y Debate” nos cuenta que; ambos nacieron en 1926, uno en mayo y el otro en septiembre, Géminis y Libra. Llegaron al mundo con una cantidad similar de aire en los pulmones, pero la actitud con la que encaraban la música era completamente distinta. Uno se mostraba irascible, recio e imprevisible, tocaba de espaldas al público, jamás hablaba de jazz y podía marcharse del escenario tras soplar unas cuantas notas; el otro era más bien inseguro, solía arrastrar los pies y cuando introducía el saxo a su boca se extasiaba en fraseos que duraban casi una hora, incluso cuando el contrato de actuación de la banda era de 40 o 50 minutos.

Después venían los previsibles gritos, los retos, los insultos roncos del Géminis. Todo ocurría fuera de escena, y un Thelonious Monk azorado recuerda particularmente una noche de finales de 1956, en la que entró de improviso tras bambalinas en el Café Bohemia y sorprendió al hombre de Géminis abofeteando y pegándole en el estómago al Libra, quien se limitaba a mirarlo con esos ojitos mansos de heroinómano perdido. Los golpes los recibía con la resignación del descendiente de esclavos que sopla si hay que soplar, pero que en el trajín es capaz de arrancarle a su instrumento notas abiertas y burbujeantes, modulaciones magistrales, alaridos cortos, atropellados y llenos de pena.

Esta sesión de la quinta disminuida estaremos alrededor de dos de los más grandes músicos de la historia del jazz, que a pesar de interactuar solamente alrededor de cinco años, fueron un tándem que escribió una de las páginas más celebres de la historia del jazz del siglo XX cuando sus instrumentos se enlazaban y tejían melodías e improvisaciones maravillosas, Miles Davis y John Coltrane, Miles y Trane.

  • Max Is Making Wax – Miles Davis/John Coltrane
  • Ah-Leu-Cha – Miles Davis/John Coltrane
  • Trane’s Blues – Miles Davis/John Coltrane
  • Bye Bye Blackbird – Miles Davis/John Coltrane
  • Round Midnight – Miles Davis/John Coltrane
  • Milestones – Miles Davis/John Coltrane
  • Walkin – Miles Davis/John Coltrane
  • Stella by Starlight – Miles Davis/John Coltrane
  • Wild Man Blues – Miles Davis/John Coltrane
  • Straight, No Chaser – Miles Davis/John Coltrane
  • So What – Miles Davis/John Coltrane
  • Flamenco Sketches – Miles Davis/John Coltrane
  • Oleo – Miles Davis/John Coltrane
  • Teo – Miles Davis/John Coltrane

La Armonía de las Lenguas en el Jazz

El jazz, hoy por hoy, es una música muy amplia y con una característica que la convierte, de alguna manera, en un arte universal, esto sobre todo por una de sus características fundamentales es la apertura a todo tipo de influencias, nació como una música de mezclas, en ese gran abrazo que se dieron África y Europa en América para de ahí expandirse a todo el mundo, esa amalgama de la armonía europea con la magia oculta de los ritmos del África permitió el desarrollo del Jazz. La historia del jazz es una de las más originales de la música. Sus personajes y estilos, su fuerte individualismo, la hacen enormemente atractiva, y aunque algunas tendencias exijan una alta preparación por parte de los oyentes, muchos dicen que es sobre todo música para escucharla con los pies. Y así fue durante los años 30, con las bandas de Nueva Orleáns o con las de los hombres de Austin High en los bares ilegales de Chicago, donde se tocaba música para que la gente bailara.

A partir de los años 40 el público comenzó a escuchar jazz con la cabeza en vez de con los pies, esto, porque las nuevas formas como el bebop, el cool y el free, dejaron un poco de lado el ritmo fácil para atraer al intelecto, y como consecuencia a reducidos grupos de vanguardia. A pesar de todo y contradiciendo a los agoreros de siempre, el jazz perdura y el público lo sigue con extraordinario entusiasmo. ¿Cuál es el secreto? Dicen, que su gran vitalidad y su enorme capacidad de asimilar ritmos, armonías y melodías de todas las culturas.
A lo largo de estos catorce años y cuatro meses de quintas disminuidas, hemos escuchado jazz en todas sus formas estilos e intérpretes a lo largo del mundo entero. He preparado programas con músicos de diferentes partes del mundo, intérpretes de todos los instrumentos, pero nunca tuvimos un programa en el que escuchemos, jazz de músicos de diferentes partes del mundo, cantados en su propio idioma. En este programa escucharemos jazz en más de veinte idiomas, donde disfrutaremos del sonido particular de cada lengua, de su fonética y de como esta, cual instrumento, se combina con las armonías, melodías y ritmos del jazz.

  • Afirika – Angelique Kidjo/Christian McBride
  • Sekumaxa – Sibongile Khumalo
  • Ngad’a Ndutu – Richard Bona
  • Talat Ayaam – Teema
  • The Love You Can’t Get – Sally Cui Xiu Li
  • Kawariyuku Konomachide – Misia
  • Alon Basela – Avishai Cohen
  • Origin – Aditi Ramesh
  • The Poet – Tigran Hamashyan
  • Bol’shoy Loshadinyy Sekret – Anna Buturlina
  • Kaukas Mountain – Aziza Mustafa Zadeh
  • Szepty i lzy – Anna Maria Jopek Quartet
  • Estate – Roberta Gambarini
  • Herbie Hancock (Maiden Voyage) – Claude Nougaro
  • Schiess Mich Doch Zum Mond – Roger Cicero
  • Too Early – Harcsa Veronika
  • Decide Lá – Jacinta
  • Sabe Quem? – Joyce
  • Debi Llorar – Marta Valdes/Chano Dominguez
  • I Wish You Love – Nancy Wilson
  • Fly Me To The Moon – La Mantequilla Big Band

Adiós al Discreto Virtuoso de la Guitarra


El músico que hoy será el eje central del programa comenzó a tocar profesionalmente en Nueva York a los 15 años y a los 20 ya era reconocido como una importante figura del jazz. Durante mucho tiempo actuó junto a algunos de los principales músicos del ambiente musical en los Estados Unidos, hasta que en 1976, cuando tenía 32 años, comenzaron a aparecer unos dolores de cabeza. A medida que los dolores se hacían más intensos, su carrera empezó a verse afectada. Aparecieron los síntomas psiquiátricos como las obsesiones y la depresión, además de ataques de epilepsia y dicen por ahí que hubo algún intento de suicidio. En 1980, un ataque más intenso lo dejó hospitalizado y los médicos descubrieron en las imágenes del escáner que existía una malformación en los vasos sanguíneos de su cerebro. Aquella malformación en el lóbulo temporal, que lo había acompañado desde el nacimiento, era una pequeña bomba de tiempo que había empezado a sangrar y acabaría con su vida. Los médicos necesitaban actuar de inmediato. Así que actuaron. En la operación, los neurocirujanos retiraron un 70% de su lóbulo temporal izquierdo y el resultado fue devastador. Si bien se acabaron los ataques y no presentó síntomas de afasia (problemas para expresarse verbalmente), la operación le ocasionó a Pat Martino un cuadro de amnesia profunda: no recordaba a su familia ni a su entorno y ni siquiera sabía quién era. Y lo que podía resultar igual de doloroso: sus capacidades musicales habían desaparecido. Cuando parecía que todo había terminado para este gran guitarrista, un nuevo amanecer se fue presentando lentamente en su vida, un renacimiento en lo humano y lo musical que duró hasta el lunes 1 de noviembre de este 2021, fecha en la que Pat Martino falleció a los 77 años.

  • Fly Me To The Moon – Willis «Gator» Jackson
  • Around The Corner – Jack McDuff
  • Stringin’ The Jug – Sonny Stitt
  • El Hombre – Pat Martino
  • Close Your Eyes – Pat Martino
  • A Portrait of Diana – Pat Martino
  • Impressions – Pat Martino
  • Line Games – Pat Martino
  • Slipback – Pat Martino
  • Catch – Pat Martino
  • Both Sides Now – Pat Martino
  • Oleo – Pat Martino
  • Earthlings – Pat Martino
  • Four on Six – Pat Martino
  • Blue in Green – Pat Martino

Eliane Elias la elegancia en el Jazz Latino

Nació en Brasil en 1960. Niña prodigio, hija de una pianista de música clásica y aficionada al jazz empezó a estudiar piano a los 7 años, a los 12 ya tocaba solos improvisados de jazz y obras de Art Tatum y Bill Evans. A los 15 años daba clases de piano e improvisación en una de las más prestigiosas escuelas de música de Brasil.

En 1981 conoció al contrabajista Eddie Gómez que la animó a viajar a Nueva York donde estudió con Olegna Fuschi en The Juilliard School of Music. Más tarde se unió al grupo Steps Ahead, formado por Michael Brecker, Peter Erskine, Mike Mainieri y Eddie Gómez con los cuales grabaría un fundamental disco en el año 1983. Tras abandonar el grupo empezó a colaborar con el trompetista Randy Brecker con quien se casaría, de quien luego se divorciaría para casarse con Marc Johnson, último contrabajista de Bill Evans.

Su siguiente paso profesional fue el de convertirse en líder de sus grupos con los que ha realizado numerosas giras y grabado cerca de una treintena de discos en diferentes formatos e integrando diferentes estilos que pasan por el jazz, la bossa, el samba, el funk y la clásica.

Es una gran intérprete de la música de Antonio Carlos Jobim al que ha dedicado varios discos. En una ocasión el propio Tom Jobim, después de haber escuchado una grabación de Elias dijo: «¿Yo he escrito eso tan bello?

En esta sesión de la quinta disminuida, haremos un viaje cronológico por su discografía, narrando, además, aspectos fundamentales de su vida.

  • Tarde em Itapoa – Toquinho/Vinicius de Moraes
  • Loxodrome – Steps Ahead
  • Loco Motif – Eliane Elias
  • Straight Across (To Jaco) – Eliane Elias
  • Waters of March – Eliane Elias
  • Just Enough – Eliane Elias/Herbie Hancock
  • Chega de Saudade – Eliane Elias
  • Desafinado – Eliane Elias
  • Woody ‘N You – Eliane Elias
  • Samba Triste – Eliane Elias
  • Photograph (Fotografia) – Eliane Elias
  • Waltz for Debby – Eliane Elias
  • Light my Fire – Eliane Elias
  • Foujita – Marc Johnson/Eliane Elias
  • Just Friends – Eliane Elias
  • Dulcinea – Eliane Elias
  • Come Fly With Me – Eliane Elias
  • Armando’s Rhumba – Eliane Elias/Chick Corea

Temas del Pop Con Colores y Aromas Jazzeros

Como muchos ya lo saben, lo he mencionado varias veces e incluso e concebido un programa al respecto, para mi humilde criterio, el jazz es una música omnívora. ¿A qué me refiero con ello? A que el jazz, o más bien, los músicos de esas ligas, toman composiciones de diferentes estilos y géneros musicales y los acomodan, los incorporan o utilizan las herramientas armónicas, melódicas y rítmicas del jazz para construir una propuesta donde el swing, la individualidad instrumental y la improvisación redefinen el color de ese tema, más bien de esa melodía que despertó su interés. En esa línea he realizado, tiempo atrás, programas que giraban alrededor de la música clásica con aromas jazzeros, obras fundamentales del rock con aromas jazzeros, música popular latinoamericana jazzeada, boleros jazzeados, etc. Hoy, he preparado un programa en esa misma línea, en el que escucharemos temas de un ámbito que muchos, importantes, conocedores de la música, rockeros profundos y jazzeros serios, ortodoxos y estrictos, detestan. Ese estilo que con una generalización equivocada y despectivamente, la llaman comercial, pop, disco, etc, etc. Les confieso que también yo llegue a militar, hace muchos años, en esas cofradías en las que la rigidez, y el bloqueo mental (producto de los prejuicios) me hacían negar, no escuchar y vilipendiar, perdiendo, seguramente, la objetividad que se debe tener al escuchar hermosas melodías y armonías que más allá del estilo o genero al cual pertenezcan merecen ser escuchadas, analizadas y disfrutadas. Hoy en la quinta disminuida escucharemos temas, que estoy seguro, todos, o la mayoría de ustedes conocen. Temas de Michael Jackson, Earth, Wind & Fire, Stevie Wonder, los Bee Gees, Gloria Gaynor y otros, (en su versión jazzera) serán hoy el eje central del programa. Que disfruten de la sesión.

  • Fantasy – The Lenny White Project
  • After The Love Has Gone – Kurt Elling
  • Can’t Take my Eyes off You – Bireli Lagrene & Sylvain Luc
  • I Will Survive – Nils Landgren
  • How Deep Is Your Love – The Bad Plus
  • How Can You Mend A Broken Heart – Diana Krall
  • Heart Of Glass – The Bad Plus
  • Time After Time – Miles Davis
  • Human Nature – Miles Davis
  • Beat It – Mal Waldron
  • Killing Me Softly – Nils Landgren
  • Isn’t She Lovely – Sonny Rollins
  • Overjoyed – Chick Corea
  • You’ve Got a Friend – Stacey Kent
  • Mandy – The Bad Plus
  • What You Won’t Do For Love – Victor Wooten
  • Alone Again (Naturally) – Diana Krall/Michael Bublé

Los Apóstoles de Miles y su legado al Jazz

A finales de los años sesenta, el jazz necesitaba encontrar nuevas sendas creativas después de la prematura muerte de John Coltrane en 1967 y el punto sin retorno alcanzado por el Free Jazz. Es cuando el Príncipe de la oscuridad comenzó la preparación de su “Poción de Brujas”, convocando para la preparación de la receta a los más jóvenes alquimistas de la época.

Entre algunos de los elegidos estaban, Joe Zawinul, Chick Corea, John McLaughlin y Herbie Hancock. Todos ellos dominaban su arte pasando sus dedos por cuerdas, teclas y llaves mágicas.

Listo el brebaje, filas de sedientos melómanos llenaron las disqueras para adquirir su poción. El mundo del Jazz se escandalizó, el héroe de Miles había cometido una herejía. A raíz de tanta blasfemia, el Príncipe de la Oscuridad reunió a sus jóvenes discípulos y les dijo “Difundid este mensaje por todo el mundo, el Jazz no debe morir ni convertirse en una pieza de museo como la música europea del siglo XIX”.

Los alquimistas conscientes del mensaje, retornaron a sus laboratorios para preparar las transmutaciones con que divulgarían su prédica. Joe creó el Reporte del Tiempo, Herbie formó un equipo de Cazadores de cabezas John meditó y recibió energía de la Mahavishnu y el más joven de ellos Chick… Retornó a lo Perpétuo.

  • Fat Mama – Herbie Hancock
  • Watermelon Man – Herbie Hancock/Head Hunters
  • PP Head – The Headhunters
  • Ionosphere – Herbie Hancock
  • Euridyce – Weather Report
  • Havona – Weather Report
  • Update – Weather Report
  • Orient Express – Zawinul Syndicate
  • Captain Marvel – Return To Forever
  • Medieval Overture – Return To Forever
  • King Cockroach – Chick Corea Elektric Band
  • Planes of Existence Part I – Chick Corea
  • Sanctuary – Mahavishnu Orchestra
  • Pacific Express – Mahavishnu Orchestra
  • To The One – John McLaughlin & the 4th Dimension
  • As the Spirit Sings – John McLaughlin

Jazztembre

Para la sesión de hoy, iniciando el mes de septiembre, el programa girará alrededor de este mes. Para ello he seleccionado temas que tienen como argumento, de una u otra forma, al mes de septiembre, ya sea en su título o en las sensaciones que para muchos compositores les produjo este mes del año. Mes en el que, en el hemisferio sur del planeta, comienza la primavera, una de las cuatro estaciones que a su vez es una transición entre el invierno y el verano. El término prima proviene de (primer) y vera de (verdor). Astronómicamente, esta estación comienza con el equinoccio de primavera (entre el 20 y el 21 de marzo en el hemisferio norte, y entre el 22 y el 23 de septiembre en el hemisferio sur), y termina con el solsticio de verano (alrededor del 21 de junio en el hemisferio norte y el 21 de diciembre en el hemisferio sur).

Para musicalizar “jazzeramente” el mes de septiembre he elegido cerca de una veintena de temas, abriendo siempre el abanico en los estilos, instrumentos solistas, periodos y nacionalidades.

  • September Second -Michel Petrucciani
  • September Song – Sarah Vaughan/Clifford Brown Sextet
  • September Song – Nat King Cole/George Shearing
  • September Song – Chet Baker
  • September – Eliane Elias
  • September – Chris Minh Doky
  • September – Lee Konitz & The Brazilian Band
  • September In The Rain – Dinah Washington
  • September 13 – Eumir Deodato
  • Setembro – Leila Pinheiro
  • Setembro – Ivan Lins
  • September 15 – Pat Metheny/Lyle Mays
  • Maybe September – Bill Evans/Tony Bennett
  • The September of My Years – Frank Sinatra
  • September – The Philippe Saisse Trio
  • September – Luc Sylcvain
  • September Nights – Dave Valentin
  • September Nights – Kyle Eastwood
  • E.S.P. – Miles Davis

Aquellas noches de La Fusa con Vinicius


Las grabaciones que hoy son el eje central del programa, más que música registrada en un grabador, son una hermosa y perfecta carta de amor en dos discos, en dos sesiones de grabación que quedaron impresas en lo más profundo del corazón de quienes las escucharon. Estas sesiones fueron bautizadas por el “poetinha” sin ningún complejo y tampoco ninguna sofisticación comercial como “Vinicius en La Fusa”

En 1970, Vinicius de Moraes ya era famoso y ya había escrito una página importante de la historia de la Bossa Nova de la mano de Antonio Carlos Jobim y Joao Gilberto. Había puesto su pluma en esa catedral llamada “La Garota de Ipanema”, que aun hoy en día se sigue constituyendo en un tema indispensable para entender la historia de la música brasileña. Vinícius, que era también diplomático de carrera, estaba en la flor de la vida, en el punto más alto de la montaña. Sin embargo, como lo cuenta Ulises Fuente en una nota de “La Razón” de España, sobrevino la dictadura militar en Brasil y, debido a sus posiciones políticas fue apartado de la carrera. Había sido cónsul en Montevideo, así que se quitó de enmedio por si las cosas empeoraban. Se refugió en Punta del Este, lugar de veraneo de las clases pudientes argentinas y uruguayas. Y empezó a frecuentar un local que regentaban unos argentinos, Óscar Pérez y Silvina Muñiz. Un día de esos, lo reconocen y le piden que cante, pero el poeta, que estaba gordo y se sentía viejo les dijo: “Ya no puedo, estoy acabado”. Así que sus anfitriones encontraron la forma de protegerlo, para que se sintiera más seguro, con una mesa y una botella de whisky y Vinícius cantó sentado y ahí comenzó la marca de casa.

Más que un “Café Concert” a secas, La Fusa era un ícono, un lugar signo dónde “no se iba a ver ni a ser visto, se iba a encontrarse con amigos. Era chiquita y cálida. En sus primeros años, La Fusa tuvo un público afecto al under, pero que después se popularizó un poco más. Los primeros en frecuentar el local fueron jóvenes que buscaban en el arte propuestas para vivir de una manera diferente de la de sus padres. Algunos iban porque había que ir, porque era bien visto. Otros, porque reconocían en Vinicius a un formidable poeta y cantor, y tenían muy en claro que se trataba de un gran señor antes que nada. Y finalmente había quienes estaban porque tenían una cita de honor con el poeta, con el hombre, con el insatisfecho, con el solitario, con el perseguido, con el alcohólico, con el devorado, con el disoluto en quien se veían reflejados, por quien se sentían comprendidos, abrazados. Jamás juzgados. Nunca rechazados. Vinicius cantaba para todos pero más especialmente para los conocedores de la noche y sus dos caras: la balsámica y la terrible. Odiaba el sol. Tanto que ni siquiera lo nombraba.

En esta sesión comparto con ustedes, in extenso, las grabaciones que Vinicius, Toquinho, Maria Creuza y luego Maria Bethania, realizaron en ese Café Concert, para luego ser editados en dos álbumes que hoy se constituyen en un testimonio imperecedero de la historia de la música.

  • A Copa do Mundo
  • A Felicidade
  • Tomara
  • Que Maravilha
  • Lamento No Morro
  • Berimbau/Consolaçao
  • Irene
  • Canto de Ossanha
  • Garota de Ipanema
  • Samba Em Preludio
  • Catende
  • Valsa de Tunisia
  • Eu Sei Que Vou Te Amar
  • Minha Namorada
  • Se Todos Fossem Iguais a Voce
  • A Tonga Da Mironga Do Kabulete
  • E de Manha
  • Samba da Rosa
  • Testamento
  • Samba da Benção
  • Tarde em Itapoá
  • Viramundo
  • Apelo/ Soneto De Separación
  • Como Dizia o Poeta
  • O que Tinha de Ser
  • O Dia Da Criaçao

El coqueteo de Jazzeros con Grupos de Cuerdas

Muchas evidencias discográficas nos hacen pensar que la utilización de “grupos de cuerdas” para los músicos de jazz, tenía una connotación no solamente musical, sino también comercial y de posicionamiento de un público adicional. Muchos creen que la utilización de Las palabras “con cuerdas” tenía un sonido sagrado para los músicos de jazz. Significaba que una compañía discográfica los consideraba dignos de una gran inversión, que podría conseguirles un público más amplio y, tal vez, poner fin a sus penurias. En aquellos épocas de la supremacía del Long Play, los discos de “música ambiental” con melosos sonidos orquestales se vendían como pan caliente y eran como un empapelado musical para el hogar de los felices años cincuenta. Y así era como sonaba la mayoría de los discos de jazz con violines de los cuales muchos músicos decían: “voy a hacer un álbum con cuerdas” y al escucharlos eran un horror. Pero eso no era necesariamente una generalidad, por ejemplo las sesiones llamadas “Charlie Parker with Strings” (Charie Parker con cuerdas) son de las más injustamente tratadas ya desde su lanzamiento.

Otro gigantísimo del jazz, blanco, cantante y trompetista llamado Chet Baker que sabía que se estaba convirtiendo en un músico exitoso y esta fue la razón por la que a finales del año 1953 exigió a su productor, la grabación de un disco con cuerdas, como el que había grabado Charlie Parker pocos años antes. En opinión del propio Chet Baker los arreglos le dejaban poco espacio para otra cosa que no fuera ceñirse a la melodía, “las cuerdas me resultan muy inhibidoras, es bastante difícil forzar la imaginación y meterse a tocar algo realmente complicado cuando tienes los violines tocando detrás de ti” decía Baker. A pesar de ello para muchos músicos en general y algunos trompetistas en particular, las grabaciones bautizadas como “Chet Baker with Strings” resultaron en un álbum precioso, lleno de misterio y magia.

Larga es la lista de fundamentales “jazzman” que atraídos por alguna razón musical o comercial decidieron combinar sus improvisaciones con sutiles acompañamientos de cuerdas. En este programa comparto con ustedes algunos de ellos.

  • Everything Happens To Me – Charlie Parker
  • You Don´t Know What Love Is – Chet Baker
  • Love Is Here To Stay – Ben Webster
  • You Are Too Beautiful – Cannonball Adderley
  • Stardust – Clifford Brown
  • Summertime – Count Basie
  • I Should Care – Paul Desmond
  • Pavane – Bill Evans
  • The Shadow Of Your Smile – Gerry Mulligan
  • Bumpin On Sunset – Wes Montgomery
  • Wave – Antonio Carlos Jobim
  • Yesterday’s Dreams – Freddie Hubbard
  • Here’s That Rainy Day – Art Pepper
  • Tranquil – Ron Carter
  • Acércate Más – Paquito D’Rivera
  • Harcourt Nights – Oscar Peterson
  • Handful Of Stars – Russell Malone
  • Emily – Arturo Sandoval
  • The Folks Who Live on the Hill – Joshua Redman
  • The Past In Us – Pat Metheny